COMPOSICIÓN DE LA SANGRE

COMPOSICIÓN DE LA  SANGRE

Deficiencia en Gata2

DE QUE ESTA COMPUESTA NUESTRA SANGRE?

Antes de dar una explicación sobre el gen GATA2, es conveniente iniciar con la composición de la sangre, porque para aquellos que tenemos una deficiencia en el gen GATA2, es necesario saber qué relación existe, entre dicho gen y nuestra sangre.

En este sentido, la composición de la sangre en nuestro cuerpo (cuerpo adulto), tiene alrededor de 4,5 hasta 6 litros de sangre. El 55% de la sangre es plasma (parte líquida, compuesta  por agua, sales minerales y proteínas). El 45% que resta lo componen los glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas. La sangre también transporta gases, hormonas, vitaminas, glucosa, etc.

La sangre tiene la función de hacer llegar el oxígeno y el alimento a todas las células del cuerpo, y retirar el anhídrido de carbono y las sustancias de desecho.

Por la circulación sanguínea viajan tres tipos de células:
1.- Los glóbulos rojos o hematíes. También llamados eritrocitos. Son células en forma de disco bicóncavo que no tienen núcleo, las cuales forman aproximadamente el 40% del volumen sanguíneo. Se producen dentro de la médula ósea. En la sangre hay normalmente entre 4 y 5,5 millones por milímetro cúbico (mm3). Viven unos 120 días. Su tamaño es de unas 8 micras (8 milésimas de milímetro). Su función es transportar el oxígeno desde los pulmones hasta las células de todos los tejidos corporales. Para ello, utilizan una proteína llamada hemoglobina, que contiene hierro y es capaz de trasportar moléculas de oxígeno. La hemoglobina es lo que da el típico color rojo a los hematíes. Cuando por alguna enfermedad hay falta de hematíes en la sangre se padece de anemia. El índice hematocrito es un indicador sobre el porcentaje de glóbulos rojos que hay en la sangre por unidad de volumen; lo normal está entre 42% y 50% en hombres y entre el 38% y 47% en mujeres. Las características de la membrana de los hematíes definen los grupos sanguíneos.
2.- Glóbulos blancos o leucocitos. Son células defensivas que  forman parte del sistema inmunológico. Tienen la función de combatir los microorganismos y cuerpos extraños. Se producen en la médula ósea. En la sangre hay entre 4.000 y 10.000 leucocitos por milímetro cúbico. Los glóbulos blancos están dispersos por todo el cuerpo, y muchos de ellos se adhieren a las paredes de los vasos sanguíneos, los traspasan para ir a otros tejidos o donde fuerte necesario. Aquí es en dónde comienza a residir el problema, me refiero a las personas que tenemos deficiencia Gata2.

Nuestros defensores del cuerpo (los glóbulos blancos) no están trabajando al 100% como deberían, y eso provoca que nos enfermemos con mayor facilidad que otras personas, no importa si estamos en casa viendo la tele tranquilamente o si estamos en un parque de atracciones divirtiéndonos, el caso, es que sea, en dónde estemos, estaremos expuestos al contacto de una cantidad de microorganismos vivos (bacterias, virus, hongos, etc),  que nuestro sistema inmune no cuenta con la capacidad suficiente para evitar o detener algún contagio, aunque así querramos.

Existen varios tipos de leucocitos, que se clasifican en:
– Granulocitos: Son células defensivas que tienen un núcleo polimorfo con numerosos gránulos en su citoplasma. Se clasifican a su vez en: 1) neutrófilos, 2) basófilos y 3) eosinófilos. Los neutrófilos son los encargados de fagocitar o “comerse” sustancias extrañas, como las bacterias y los agentes externos que entran en el cuerpo; son los leucocitos más numerosos y su cantidad aumenta cuando hay una infección. Los basófilos segregan sustancias anticoagulantes y participan en el control de la inflamación. Los eosinófilos son células fagocitarias que eliminan los complejos antígeno-anticuerpo y que por su capacidad citotóxica tienen una función de defensa ante los microorganismos no fagocitables, como los parásitos.
– Linfocitos: Son los leucocitos de menor tamaño y las células del sistema inmunológico especializadas en regular la inmunidad adquirida. Se localizan en los ganglios linfáticos. Los linfocitos son los encargados de la producción de anticuerpos y de la destrucción de células defectuosas. Hay dos tipos: 1) los linfocitos T tienen una función inmunológica celular; 2) los linfocitos B se encargan de fabricar los anticuerpos.
– Monocitos: Son las células sanguíneas de mayor tamaño. Después de viajar por la sangre llegan al tejido conectivo, donde se convierten en macrófagos. Su función consiste en fagocitar microorganismos y restos celulares, rodeándolos con sus pseudópodos.
3.- Las plaquetas o trombocitos. Son partículas (no propiamente células) que participan en la coagulación de la sangre. Son necesarias para taponar rápidamente las heridas e impedir hemorragias. Se fabrican en la médula ósea. Tienen un tamaño de 3 o 4 micras, son de forma oval y no tienen núcleo. Suele haber entre 140.000 y 450.000 plaquetas por milímetro cúbico.

A continuación les muestro mi analítica de sangre para que puedan tener una idea de lo explicado anteriormente.

gata2

Leyenda:

H = (Alto o Elevado).

L = (Bajo o Poco).

Como observaran en el recuadro, la cantidad de mis neutrófilos reflejan que están elevados con relación a los parámetros establecidos en la cuarta columna, eso significa que se hace presente alguna infección y es necesario combatirla. En cuanto a los monocitoseosinófilos y linfocitos la cantidad que poseeo reflejan que están muy por debajo con relación a los parámetros establecidos, lo que significa que mis glóbulos blancos no funcionan bien porque no cuentan con la capacidad suficiente para enfrentar las enfermedades (virus, bacterias y hongos).

COMPOSICION DE LA SANGRE

Comentarios en Facebook