Mis 12 cuidados

Mis 12 cuidados

Mis 12 cuidados

12 Pasos a seguir si padeces de una enfermedad inmunológica.

Mis  “12 cuidados” así les llamo a los 12 pasos que tomé en consideración cuando existía sospecha de un problema en mis defensores del cuerpo y aún se desconocía el nombre de la enfermedad. Estos pueden ser parte de tus 12 cuidados, también.

En este sentido, si se sospecha de que tienes una enfermedad inmunológica, pero aún no ha sido descubierta con un nombre específico o si ya te han diagnosticado, te sugiero que sigas estos 12 cuidados, a continuación:

1-Aliméntate adecuadamente.  Refuerza tus defensas  con una dieta equilibrada para reforzar el sistema inmunológico.

2-Se higiénico con todo. Cuida tu aseo personal y lávate las manos con frecuencia (antes y después de cada comida y, sobre todo al llegar a casa después de estar afuera todo el día). Lava bien las frutas y vegetales antes de consumirlos. No consumas ningún tipo de carne que no esté bien cocida y los vegetales consumirlo preferiblemente al vapor.

3-Reduce/elimina el consumo de gaseosas o bebidas alcohólicas. El consumo de gaseosas y jugos edulcorados no son muy beneficiosos por su alto contenido en azúcar y conservantes. Y las bebidas alcohólicas son inmunodepresores del organismo, es decir, empeoran tus niveles de defensas.

4-Dile “No” a la comida chatarra, reduciendo su consumo, lo más que puedas. Este tipo de alimentos, carecen de vitaminas y nutrientes que favorecen el desarrollo de enfermedades, las cuales ponen en riesgo tu vida. El alto contenido en calorías, saborizantes, y grasas que contiene la comida chatarra, repercuten en tu salud.

5-Disminuye la frecuencia de comer fuera de casa. Especialmente si no te convence la calidad e higiene del sitio. Como no puedes controlar esos factores, empieza a “idolatrar la cocina en casa”, si te parece aburrido, invita amigos a comer contigo; eso hará la experiencia de la comida mucho más agradable y placentera. Nada mejor que una rica comida preparada en casa y con una buena compañía.

6-Evita todo tipo de humos. Si fumas, crea un plan divertido para dejarlo, porque a la larga empeorará tu salud. No te acerques a lugares que se permita fumar. Si tienes amig@s que fuman, trata de que no lo hagan estando contigo o cerca de ti.

7-No frecuentes hospitales o centros de salud. No visita a enfermos. A menos, que sea estrictamente necesario (tengas una cita médica o no te sientas bien de salud). Tu cuerpo es muy susceptible a estos lugares y pueden propiciarte un contagio innecesario. No visitar, ni recibir en casa, personas delicadas de salud, con enfermedades de posible contagio. Si tu familiar, amiga o amigo, está enfermo de una gripe, bronconeumonía, tuberculosis o cualquier virus, con el dolor de tu alma, aunque quisieras, aprende a decirte a ti mismo “No puedo, ni debo”, debes evitarlo porque estas exponiendo tu vida. Una simple gripe por tu condición se te puede prolongar hasta un mes y medio o complicarse y convertirse en cualquier enfermedad pulmonar. Sinceramente, en mi caso, cada vez que estaba en cama o en un hospital, ya se me hacía fácil decirle a las personas, sean quienes sean (algunas de mis hermanas han sido victimas de ello y una que otra amiga…jajajaja), que no podían visitarme mientras estuvieran enferm@s.

8-Ten mucho cuidado con quien te involucras sexualmente. Si eres una persona activa sexualmente, tienes que tener bastante cuidado y más si no tienes una pareja estable. Si este es tu caso, lo mejor es que te abstengas de tener relaciones sexuales esporádicas, hasta que puedas confiar en alguien que sea empático con tu situación y entienda la gravedad de tu enfermedad. El hecho es que tienes que cuidarte, y como no tienes la certeza de que el otro te cuidará o se cuidará, pues es un riesgo que vas tener que correr siempre. Un preservativo te puede evitar algunas enfermedades, pero no todas, hay partes de tu cuerpo que quedan expuestas al contagio, por ejemplo: la boca. Un simple beso, puede ser muy peligroso en nuestro caso, este insignificante beso, se puede convertir en una verdadera desgracia. Infórmate más sobre: Besos que transmiten enfermedades.

9-Dile adiós a tu mascota. Si tienes alguna mascota, tal como: perro, gato, pajaritos, etc., ¡es una pena!, pero debes decirle adiós o dejar que alguien los cuide. Los animales son un foco de contagio rápido de bacterias.

10-Mantén tu casa lo más limpia posible y particularmente tu dormitorio. Cambia tus sábanas 1 ó 2 veces a la semana; no te expongas a bacterias. Evita la acumulación de polvo en tu casa.

11-Mantén tu cuerpo saludable ejercitándote al menos 3 veces a la semana. Caminar todos los días por  30 minutos ó 1 hora, mejora tu circulación sanguínea. Si prefieres ir al gym, ¡hazlo! pero ten mucho cuidado! No te excedas mucho en los ejercicios y recuerda que es un lugar en dónde se concentran muchas bacterias, en primer lugar, por estar cerrado, en segundo, por la cantidad de personas que lo frecuentan y tercero por el uso constante de las máquinas (recuerda la existencia de virus por contacto). A mi me encanta ir al gym, pero enfermé mientras asistía, así que prefiero ejercitarme en casa o al aire libre.

12- Se escéptico en la toma de antibióticos. El consumo constante de antibióticos puede afectar aún más tus niveles de defensas. En un próximo post te contaré mi experiencia y opinión personal del consumo de los mismos.

Considero que estos 12 cuidados, me han ayudado bastante, a poder mantenerme de pies, una caída tras otra, pero siempre de pies y espero que de ahora en lo adelante, sean de utilidad para ti también.

Recuerda llevar siempre contigo, tus 12 cuidados, porque tu salud es lo más importante y tu felicidad radica en tu salud.

Mis 12 cuidados

Comentarios en Facebook