BIOPSIA DE MÉDULA ÓSEA

BIOPSIA DE MÉDULA ÓSEA

biopsia médula osea

¿Para qué se realiza una biopsia de médula ósea?

El médico puede ordenar este examen si uno tiene tipos o cantidades anormales de glóbulos rojos, glóbulos blancos o plaquetas en un hemograma o conteo sanguíneo completo (CSC).

El examen se utiliza para diagnosticar leucemia, infecciones, algunos tipos de anemia y otros trastornos sanguíneos. También puede emplearse para ayudar a determinar si un cáncer se ha propagado o ha respondido al tratamiento.

Una biopsia de médula ósea es la extracción de la médula del interior de un hueso. La médula ósea es el tejido blando dentro de los huesos que ayuda a formar las células sanguíneas. Se encuentra en la parte hueca de la mayoría de los huesos.

Una biopsia de médula ósea se puede realizar en un consultorio médico o en un hospital. La muestra se puede tomar del hueso de la cadera o del esternón. Algunas veces, se utilizan otras áreas. De momento, a mi me han realizado el procedimiento en dos ocasiones.  Te preparan antes del examen, haciendote preguntas de tu historial médico, para evitar ponerte en riesgo y luego se procede a firmar una autorización.

La médula se extrae siguiendo los pasos, a continuación:

  • Se me suministró un medicamento para ayudarme a que esté relajada.
  • El especialista limpia la zona e inyecta un anestésico (local) dentro del área y la superficie del hueso.
  • Mientras yo permanezco sedada, se introduce una aguja para biopsia en el hueso. En todo momento, te van preguntando si sientes alguna molestia, de ser así, te aplican más analgésico. El centro de la aguja se retira y la aguja hueca se introduce más profundamente dentro del hueso. Esto captura una pequeña muestra, o núcleo, de médula ósea dentro de la aguja.
  • Se retira la aguja y la muestra.
  • Se aplica una ligera presión en la zona y luego se coloca un vendaje.

También se llevó a cabo un aspirado medular, generalmente se realiza antes de tomar la biopsia. Después de anestesiarme la zona, se introduce la aguja dentro del hueso y se utiliza una jeringa para extraer la médula ósea líquida. Si esto se hace, se retira la aguja y se reubica o se puede utilizar otra aguja para la biopsia.

Lo que sentí durante el procedimiento fue una punzada aguda cuando me inyectaban la anestesia. Con respecto a la aguja de la biopsia, ocasiona un dolor breve; bajo presión y fuerte. La prueba en sí, ocasiona algunas de molestias, debido a que el interior del hueso no se puede anestesiar.

En cuanto al aspirado medular, pude sentir un dolor fuerte y breve, a medida que se extraía el líquido de la médula ósea.

Si el resultado sale normal, significa que la médula ósea contiene los tipos y números apropiados de células productoras de sangre (hematopoyéticas), adipocitos y tejidos conectivos. Si el resultado sale anormal puede deberse a cánceres de la médula ósea (leucemia, linfoma, mieloma múltiple u otros cánceres).

Con los resultados, se puede detectar la causa de anemia (muy pocos glóbulos rojos), glóbulos blancos anormales o trombocitopenia (muy pocas plaquetas).

En mi caso, tardo aproximadamente 4 semanas para que se quite la incomodidad por completo y el adormecimiento en la piel.

BIOPSIA DE MÉDULA ÓSEA

Related Post

Comentarios en Facebook