UNA CALUROSA BIENVENIDA

UNA CALUROSA BIENVENIDA 

Estoy de vuelta de nuevo al hospital para someterme al proceso de conservación de óvulos. Llego muy cansada del viaje en tren y luego haber tomado un taxi hasta aquí, pero ver las caras de mis enfermeras esperándome para alojarme en mi nueva habitación (5SEN 5-3472) no tiene precio. Me reciben con una calurosa bienvenida. Se las menciono para que ustedes se vayan familiarizando también, ellas son: Mom Florita, Sister Letina y Eva. A Flora y a Letina las bauticé así, porque Flora actúa como una madre para mí. Me regaña como si fuera una niña pequeña (La verdad es que a veces, le doy mucha guerra). Y a Letina como mi hermana, porque me siento en confianza de hablar cosas de chicas y ustedes saben lo que significa eso…jajajajaa. Están muy contentas de recibirme, y yo muy alegre de verlas nuevamente, a pesar que sea en estas condiciones, pero de no ser así, seguramente nunca las hubiera conocido.

Ellas, al verme me dicen que me veo distinta, y me elogian el nuevo corte de cabello que llevo, me dicen que luzco bastante chic y sexy. Les explico que era necesario para que el cambio no sea tan drástico e ir adaptándome poco a poco. A lo que Sister Letina argumenta: “Tú eres hermosa Wendy, con o sin cabellera, porque tu hermosura viene del alma”. Yo creo que me dicen todas estas cosas para levantarme el ánimo y parece que les da mucho resultado. jajajaja

Estar de vuelta otra vez, es un nuevo reto para mí. Soy una persona demasiado hiperactiva, no me gusta estar estática y tengo que llenarme de mucha paciencia para que las cosas puedan marchar bien.

Tengo un plan de acción desde hoy, hasta principios de septiembre, si todo sale como se espera, sino entonces tendré que esperar más tiempo para volver a casa.

Y hablando de calurosa bienvenida, una parte esencial de este recibimiento, son mis analíticas de sangre.

Una calurosa Bienvenida

¿A ustedes les parece mucha? Pues, esta vez, han sido más considerados conmigo. Cada ingreso en el hospital son aproximadamente de 17 a 22 tubitos. ¡Casi nada! Jajajajaajaja

UNA CALUROSA BIENVENIDA

Comentarios en Facebook